Hola amigxs, aquí su amiga Lilo escribiendoles el blog de esta semana, deseando que se encuentren muy bien desde donde nos leen. Deseo que desde ahora su día y fin de semana este super cool.

¿Alguna vez has sentido que ODIAS TU CUERPO? Que si eres gordx estas MUY gordx o si eres flacx estás MUY FLACX… 

¿Te has sentido mal al mirarte al espejo y darte cuenta que NO TE GUSTAS?

Tranquilx… es normal que en ocasiones nuestro cuerpo no nos encante o creamos que algo va mal con nosotros. 

Si bien, la sociedad nos han enseñado y nos han estandarizado a tener una figura PERFECTA y si no la tenemos no somos dignos de ser “AMADOS”, o estar en grupos de sociales o grupos de amigxs. 

En otras ocasiones también nos enseñan a que si tienes obesidad y a la gente no le parece cómo te ves, personas que te rodean te dicen cosas como: 

-No hagas caso, que no te importe lo que digan los demás, ellos no te mantienen… –  y muchas cosas parecidas a estas, porque según estas personas así estas bien y así te tienes que gustar. Pero, ¿hasta donde debemos de llegar para darnos cuenta que lo único que está en riesgo es nuestra salud?

Los Trastornos de Conducta Alimentaria son unos claros ejemplos de problemáticas alarmantes que existen hoy en día referentes a nuestra salud, nuestros cuidados y responsabilidades que debemos de tener con nuestro propio cuerpo.

No se trata de si estoy muy gordx o estoy muy flacx, se trata de estar tener buenos hábitos alimentarios y eso hará que tengamos una buena calidad de vida, llena de salud, energía y fuerza para realizar nuestras actividades diarias.

En ocasiones no nos damos cuenta del tiempo que desperdiciamos en actividades que no generan beneficios en nuestra vida y ese tiempo podríamos invertirlo para mejorar muchos aspectos de nuestra vida.

Una de las cosas que las personas no acostumbramos a hacer es, ir al doctor y dedicarle tiempo a nuestra salud. Pensamos que por vernos “bien”, estamos bien, pero no siempre es así. 

La alimentación es muy importante para nosotros, es la manera en la que adquirimos toda la fuerza que nuestro cuerpo necesita para realizar todas las acciones que hacemos como seres humanos, sin embargo, si no lo realizamos de manera adecuada esto puede afectarnos en vez de ayudarnos. Existen personas que se obsesionan con este tema y con verse bien, sin embargo, les quiero comentar que muchas veces eso no tiene importancia cuando se convierte en una adicción y obsesión. 

Lo importante aquí realmente es dedicar tiempo para observar y entender lo que nuestro cuerpo nos refleja y aunque veamos que nada anda mal, es importante informarnos y saber que es lo que pasa dentro de nosotros, debido a que son cosas que muchas veces no vemos.

Como consejo les diría que vayan al doctor, aunque no estén enfermos o se sientan mal, realizarse análisis mínimo cada 6 meses o cada año es bueno para prevenir enfermedades y cuidar tu bienestar. Con esto y buenos hábitos te aseguro que tu calidad de vida mejorará y tú físico, salud y estado emocional estará en balance para poder lograr tus metas y sueños.

Espero que tengan una excelente semana y ¡Ánimo! ¡Todo lo que nos proponemos podemos lograrlo!

Con amor, su amiga Lilo.