Libertad o Libertinaje, ¿Conoces su significado?

 ¡Hola chicxs!, aquí de nuevo su amiga Lilo escribiéndoles un poco acerca de estas temáticas y experiencias para todos ustedes. Espero se encuentren bien y disfruten al máximo todos estos días para los que están de vacaciones y los que no a ponerle muchas ganas a la escuela y/o trabajo.

Hoy hablaremos de la libertad y como podemos vivirla en esta etapa o en algunas ocasiones podemos estar un poco restringidos a esto.

Para empezar, La libertad es la facultad o capacidad del ser humano de actuar según sus valores, criterios, razón y voluntad”- ; muchas veces esta libertad es un poco restringida por algunas “normalidades” y/o reglas que pueden establecer las personas que nos rodean o hasta con las que vivimos.

Conforme vamos creciendo nos podemos dar cuenta de que cosas nos gustan hacer, decir o pensar, cosas que nos hacen felices y a veces son cosas que en tu hogar o con las personas que has crecido no les hacen felices a ellos, pero tranquilo/a, poco a poco tu podrás tener más claro lo que te gusta y lo que deseas hacer y tomar tus propias DECISIONES.

Esta etapa que nosotros vivimos de descubrir y saber quienes somos realmente es una de las mejores etapas, no te asustes si muchas veces no encajamos con los demás, no tiene que ser así. Cada persona es totalmente diferente, pero…

¿Te has sentido atrapado en tu PROPIA CASA?

Muchas veces me sentí atrapada, como que mi casa era una cárcel.  Terminando la escuela tenía que caminar, llegar a casa para hacer tarea, bañarme, ver televisión y dormir para que al día siguiente haga lo mismo. Muchas veces mis compañeros se reunían en el parque que estaba un poco lejos de mi casa y yo quería ir pero mi mamá quien trabajaba hasta tarde no me daba permiso porque tenía miedo que yo vaya sola o podría ocurrirme algo; en esos tiempos yo sentía que odiaba el hecho que no me dejaran salir, pero en ese momento no comprendía el peligro que realmente corría una niña de 12 años alrededor de las 7 u 8 de la noche caminando sola a un parque que quedaba a más de 10 esquinas de mi hogar para ver a sus amigos quienes vivían a la vuelta del parque o enfrente.

Poco a poco fui creciendo y los permisos fueron apareciendo, tanto que llegaba un momento en donde a veces ni siquiera pedía permiso, solamente avisaba que saldría y me iba… mi madre siempre ha estado ocupada con asuntos de trabajo, eso hacía que yo tuviera un poco más de libertad y podía hacer realmente lo que “yo quisiera”, sin embargo me fui dando cuenta que el hacer lo que yo quisiera no era realmente lo adecuado, lo estaba confundiendo con la “rebeldía” o el “libertinaje”; desaprovechando el poder de disfrutar mi libertad siendo más “responsable”. Muchas veces no me daba cuenta el peligro que corría yendo sola a algún lugar y creo que jamás estaremos tan conscientes, pero creo que fue realmente bueno para mi darme cuenta y poder cuidarme cada vez un poco más.

Amigxs, es bueno saber que somos libres de expresarnos, de pensar, de hacer, de decir muchas cosas; sin embargo hay que estar muy conscientes de las consecuencias de nuestros actos y esto engloba toda la palabra de “libertad” debido a que todo lo que nosotros realicemos lleva a un resultado, y tenemos que saber que esos resultados pueden no ser lo que esperamos o lo que esperan los demás, hay que respetar que absolutamente todos somos diferentes y no todos tienen las mismas situaciones de vida que nosotros, hay que respetar muchas veces la manera en la que viven los demás y no hacer menos a los que tal vez no tienen una oportunidad como algunos de nosotros.

En la actualidad, queremos apresurarnos y cumplir la mayoría de edad para salirnos de la casa, para no seguir más reglas y para poder hacer lo que un “adulto” hace, pero créanme que los tiempos nunca regresan, disfruta poder ver a tu familia a diario, disfruta que se preocupen por ti, disfruta todo lo que te rodea porque cuando llega la edad y te conviertes en adulto llegan MÁS RESPONSABILIDADES y extrañaras mucho la edad que tienes.

Recuerda siempre que eres libre de hacer, de pensar, de decir lo que sientas y quieras, pero nunca olvides ser responsable en lo que deseas y haces. Y sobre todo respeta, respeta a los que te rodean para que todos puedan respetarte a ti.

Lilo.