¡¡Hola amigxs!! Aquí su amiga Lilo escribiéndoles en el día de hoy, espero que se encuentren súper bien y que les esté gustando todo el contenido que hemos estado subiendo para ustedes aquí y en nuestras redes sociales.

El día de hoy hablaremos de un tema que para muchas personas o adultos es un tema Tabú, debido a que para muchas culturas, religiones, familias o sociedades el sexo en general es considerado como incorrecto o un acto totalmente malo.

Y si, como viste en el título, hoy hablaremos de la pornografía; pero… ¿Qué es? ¿Realmente es tan malo? ¿Cuáles son sus ventajas o desventajas?, comenzaremos con describir que es, aunque claramente muchos de los que me están leyendo deben de tener una idea, o han visto y oído hablar al respecto de este tipo de contenido que podemos encontrar con tanta facilidad en cualquier tipo de Red Social.

La pornografía amigxs, se puede definir como aquello que hace referencia a cualquier material literario, artísticos, auditivo o cinematográfico que exhibe de forma explícita acciones sexuales y genitales. Y en otras palabras como normalmente nosotros lo conocemos: porno o videos XXX. Y es que les contaré que desde hace muchísimo tiempo existen diferentes tipos de materiales que se han considerado pornográficos, que son vistos en su mayoría por adultos, pero que en la actualidad tú y yo sabemos que es demasiado fácil encontrar material pornográfico en internet, revistas o en la televisión.

Ahora… ¿realmente es tan malo? Amigxs… mi punto de vista muy personal es que NO, no es malo ver porno; pues ciertamente la pornografía puede ayudarnos a explorar nuestro cuerpo, conocernos e incluso experimentar situaciones que tal vez puedan llegar a gustarnos o que quisiéramos realizar con nuestra pareja, así como conocer qué nos excita y que no, es un método que nos ayuda a explorar aspectos de nuestra sexualidad.

Pero, OJO, el PENSAR que todo lo que nos muestran en la pornografía así lo que sucede con el sexo en la VIDA REAL… eso no esta chido, en su mayoría nos muestran que el sexo que tiene que ser grotesco, violento y sin protección o cuidados… y eso es completamente malo, y nosotros podemos llegar a creer que es así o que así tiene que ser.

El acceso a internet que tenemos desde muy pequeños nos permite ir conociendo y adelantándonos en temas de sexualidad, mas allá de lo que nuestros padres o maestros puedan compartirnos, sin embargo, en algunas ocasiones puede afectarnos, debido a que contenidos como los videos pornográficos normalmente no muestran ningún romance, ningún cuidado INTIMO, ningún afecto y ninguna realidad referente a tener una relación sexual con una pareja estable, y a partir de esto genera una idea errónea de lo qué es tener relaciones sexuales, ideas que pueden incluir violencia, falta de información y cuidado sexual.

Esta comprobado que la mayoría de los adolescentes ve pornografía antes de tener su “primera vez” y en otros casos conocen o escuchan a alguien hablar de qué es tener relaciones sexuales, cómo deben de hacerse o en dónde deben de hacerse… esto, puede llevarnos a imaginarnos que todo debería de ser como en los videos que vemos o cómo lo que nos dicen e incluso imaginar qué tipo de erección tendrían los hombres o de qué tamaño deberían de ser los senos de una mujer, pero esto,  puede generarnos complejos con nuestra autoestima ya que ciertamente todos tenemos cuerpos diferentes y no necesariamente se ven iguales a los de un video pornográfico.

Por otro lado, para muchos adultos, hablar de estos temas es sinónimo de miedo, miedo a despertar en nosotros el deseo por ver este tipo de contenido o por querer tener relaciones sexuales a corta edad, sin embargo, es muy importante estar informados y sentirnos seguros con nosotros mismos y con la persona que estaremos para realizar cualquier acto que tenga que ver con nuestra intimidad.

Hoy en día muchos profesionales mencionan que creer que este tipo de contenido sexual nos sirve como informativo, pero esto es erróneo, puesto que puede incitar a presentar actitudes sexuales con violencia, actos ilícitos e incluso intentar recrear una situación IRREAL en la vida REAL, lo cual, claramente nos pone en riesgo.

Para terminar, quiero comentarte que lo que te he compartido el día de hoy con este artículo, es importante lo reflexionemos para no caer en todo lo que vemos, recuerda que es nuestra obligación vivir una sexualidad responsable, pero también al estar informados sobre este y otros temas más podemos hacernos de un punto de vista para estar más informados.

Recuerda que si tienes alguna duda o comentario puedes dejarlo aquí mismo o contactarnos en nuestras redes sociales, les mando un súper abrazo y la mejor de las vibras.

Con cariño, su amiga Lilo.