Hola Amigos, ¿cómo están? Espero que se encuentren super bien, soy su amigo Rihchi les mando un fuerte abrazo esperando se encuentren súper bien, hoy quiero platicar un poco más con ustedes.

En este blog, platicaremos un poco sobre lo que algunos de nosotros en páginas, conversaciones de amigos o con nuestros papás hemos escuchado… la famosisima TESTOSTERONA… y sí, en blogs pasados hablamos un poco más dirigido para las niñas, sin embargo, tranquilos hoy compartiremos esta info que es bien importante. 

Amigos, la “Testosterona” es esa hormona que producimos los hombres y que a su vez producen cambios en todo nuestro cuerpo (todo lo que tiene que ver con la sexualidad, emociones, la forma en que actúas, tu nivel de agresividad, si tienes “agallas” o no, si tienes muchos o pocos músculos y muchas cosas más).

Esta hormona estará presente durante mucho tiempo en tu vida, sin embargo, es en la adolescencia que se empieza a producir como si hubiera una party hard en tu cuerpo, para esto, es muuyyy importante identifiquemos que todos esos cambios de humor que tenemos, en su mayoría son por un “exceso” de testosterona y es nuestra responsabilidad poder controlar nuestras reacciones. 

La testosterona puede que nos haga sentir como el galán de nuestra serie favorita de netflix, el príncipe de cenicienta o el master de los videojuegos, también nos ayuda a:

  •  Mantener tus huesos y músculos más fuertes.
  • Determinar en qué parte de tu cuerpo tendrás más crecimiento de cabello (bello)  y en donde se ubicará más grasa.
  • Producir tus “hijitos”… (los espermatozoides).
  • Mantener las erecciones y el apetito sexual.
  • Producir glóbulos rojos.
  • Aumentar la energía que tienes.
  • Mejorar tus estados de ánimo.

Tambíen hay algo importante que tienes que saber…esta hormona no necesariamente todos los hombres adolescentes la producen al mismo ritmo, recuerda que cada cuerpo es diferente y si le sumamos la carga genética y herencia, cada uno tendrá cambios diferentes, lo cual no es malo, es simplemente, diferente. 

y si por algún motivo viene a tu mente la pregunta ¿Puede que en algún momento NO produzcamos Testosterona?

la respuesta es SI, en algún momento la producción parará y eso será hasta entre los 40 o 50 años y para ello falta muchisiiiimo tiempo; por lo que la testosterona en la adolescencia será esa gasolina que motive a nuestro cuerpo a producir todos esos cambios y desarrollo.

Pero no se asusten, como ya les comente… esto puede pasar en una edad muy lejana o de igual manera si no cuidamos nuestra salud, es por eso que siempre les recordamos lo importante que es cuidar nuestra salud y nuestro cuerpo.

Y hasta aquí el blog del día de hoy amigos… ¿qué les pareció esta información? esperemos sea de súper utilidad para ustedes, debemos de cuidar esos arranques impulsivos al realizar o hacer algunas cosas que puede que a veces nos ponga en situaciones un poco incómodas…es decir… ¡cuidado con lo que DICES y HACES!

Les mando un fuerte abrazo, buenas vibras.

Richi.