Hola amigas!! ¿Cómo están? Espero que estén super bien, aquí su amiga Lilo escribiendoles el día de hoy, esperando que se encuentren super bien, hoy quiero platicarles de un tema que es súper importante, sobre todo si ya has iniciado la menstruación.

Hoy hablaremos de los tampones,si, es probablemente que nadie te haya hablado de ellos, e incluso nunca hayas tenido un acercamiento, esto es normal, ya que por lo general son las toallas higiénicas las que están más normalizadas a utilizar durante nuestra menstruación. 

Creeme que yo también tuve miedo de usarlos, ya que en un inicio me parecían extraños, después entendí que son completamente normales y que en realidad son un buen producto que funciona y nos ayuda en estos días difíciles.

Al ver la imagen de un tampón, puede generarte ¡MIEDO! y ¡TERROR!  y la famosa pregunta ¿cómo se usa? creeme que son demasiado útiles para casos especiales, como por ejemplo ir a una fiesta, ir a una albercada o ir a algún evento en donde con una toalla higiénica no te sientas tan cómoda.

vamos ahora a contestar algunas preguntas que seguramente te haz preguntado:

¿Qué son los tampones y cómo funcionan?

Los tampones son productos usados para absorber tu flujo menstrual, están hechos de algodón que te permite insertarlo fácilmente por la vagina, es considerado un método de protección interno a diferencia de las toallas femeninas, estos puedes conseguirlos en las farmacias y supermercados.

¿Hay tamaños? ¿cuál debería usar?

Si, existen diferentes tamaños, hay que aclarar que estos no están centrados en el tamaño de la vagina, sino en la frecuencia del flujo que pudieran presentar durante la menstruación,  cuando recien estas aprendiendo a usarlos, te sugiero el tamaño “mini” este puede ayudarte a deslizarse más fácilmente. 

 ¿Cómo lo uso?

Como todo producto, los tampones incluyen unas instrucción que pueden hacer de tu primera experiencia algo sencillo, lo más importante es que si te sientes nerviosa, te relajes, ya que así podrás evitar que los músculos se tensen y será más fácil poder insertarlo. 

Aquí te compartimos algunos pasos:

  1. Lávate las manos con agua y jabón
  2. Retira el envoltorio del tampón y deposítalo en la basura.
  3. colócate en una posición cómoda (sentada o parada con una pierna levantada) esto es un ensayo error en las primeras veces, por lo que debes encontrar la posición más cómoda.
  4. Para insertar el tampón, sostenlo con una mano por el centro, fijándose de la posición del tubo (este está conformado por un aplicador exterior y un tubo interior que será el que se inserte en tu vagina), asegúrate de que la cuerda sea visible y que apunte hacia afuera de tu cuerpo.
  5. Con la otra mano abre los labios mayores y posiciona el tampón en la abertura de la vagina, presiona ligeramente hasta que el aplicador quede completamente dentro de tu vagina,  una vez que lo este, usa tu dedo índice para tirar del  aplicador hacia fuera, esto empujará el tampón dentro de tu vagina y listo.
  6. Para retirarlo debes tomar de la cuerda y suavemente tirar de ella hacia abajo hasta que el tampón salga entero.
  7. Recuerda lavarte las manos antes y después de que te insertes o remuevas un tampón.

Al leerlo, estoy segura puede asustarte, pero tranquila, usar tampones es algo que hacen la mayoría de las mujeres y al igual que las toallas femeninas pueden ayudarnos, ya que nos deja hacer actividades y movernos de un lugar a otro en plena comodidad y estaremos seguras que no tendremos algún accidente.

Espero que les haya gustado mucho el blog del día de hoy, les mando un gran saludo, un beso y la mejor de las vibras hasta donde se encuentren leyéndonos.

Con amor, tú amiga Lilo.