Hola amigas, ¿cómo están? Espero que se encuentren muy bien. Aquí su amiga Lilo escribiendoles un poquito en el día de hoy, esperando que se encuentren de maravilla hasta donde se encuentren. Como pudieron ver en blogs anteriores, en este espacio les estaré compartiendo algunos blogs con mucha información importante y en otros estaremos platicando de experiencias personales y que nos encanta contarles para que pueda servirles como consejos, experiencia o alguna guía para tu vida.

El día de hoy platicaremos un poquito para todas las chicas que nos leen, sobre un tema importante y que no todos pueden entender o comprender, y si, es raro, pero nuestra menstruación en muchos casos puede que nos de altas y bajas en muchos aspectos de nuestra vida. Sin embargo, realmente la menstruación puede fatigarse y cansarnos al grado de que nos veamos y nos sintamos como si estuviéramos casi a punto de morir. 

Es normal, es totalmente normal sentirse agotada, agobiada y cansada del dolor, de los cambios hormonales y puede que hasta de simplemente estar parada. Pero aquí te dejaré algunas cositas que puedes realizar para que dejes de sentirte de esta manera:

  1. Debemos de hacernos estudios y checar los niveles de hierro.
    1. Una de las causas más comunes de sentirnos cansadas en estos días es tener anemia o falta de hierro, esto ocurre porque la sangre de nuestro flujo menstrual contiene hierro y si perdemos demasiada cantidad de hierro en nuestro periodo puede que haya un desbalance en esta situación. Lo mejor es consultar con un especialista niñas.
  2. Tenemos que mantenernos hidratadas.
    1. Puede que durante estos días al presentar diferentes pérdidas y cambios hormonales, puede que nos deshidratemos, por lo que es muy importante que tengamos siempre nuestra botella de agua a la mano para poder hidratarnos. De igual manera, muchas veces podemos confundir el “tener hambre” con “tener sed” y siempre satisfacemos el hambre y se nos olvida hidratarnos con agua para quitar la sed.
  3. No hay que dejarnos llevar por los antojitos.
    1. Si nos satisfacemos solo con comida chatarra o dulce pueden darnos la sensación de energía por un rato, pero el efecto pasa y los niveles de azúcar bajan y nos provocan cansancio. Es por eso lo importante que es comer nutrientes y vitaminas necesarias para poder darnos el combustible necesario. 
  1. Cuidar el tiempo para dormir. 
    1. El cansancio puede presentarse por no estar descansando lo que realmente necesitamos, puede que nos de insomnio o nervios de manchar algún lugar donde estemos. 
  2. Llevar un control de nuestro registro menstrual.
    1. Esto nos ayudará a conocer nuestro ciclo menstrual y poder identificar los días que nos sentimos terriblemente mal, para no asustarnos y pensar que sea algo “desconocido”. 

Amigas, les recuerdo que el cansancio, las ganas de dormir y no pararse en todo el día al momento de tener la menstruación, son reales, sin embargo, ES NUESTRO CUERPO, de nadie más, debemos de aprender a identificar cada señal para combatirla o en todo caso simplemente entender las manera y formas de nuestro periodo. 

Espero que les haya gustado muchísimo este blog, si tiene  alguna duda no duden en escribirnos en las redes sociales y mencionarnos que les parece las temáticas que estamos abordando y si nos falta alguna en especial o específico no duden en pedirnos. 

Les mando un gran saludo, la mejor de las vibras y mucho exito en todo lo que hagan y se propongan a hacer. 

Con amor, Lilo.